sábado, 8 de enero de 2011

Todo lo bueno, se acaba.

Ya se han acabado las vacaciones, y todo vuelve a su lugar. Triste, pero cierto. Aunque seguramente que habrá mucha gente que estará dando palmas con las orejas, porque no a todo el mundo le gusta esta época. Sin embargo, a mi me encanta. Pero, todo lo bueno se acaba, y ahora, viene la avalancha. 


Foto de: jvorsterman

 Tan sólo dos semanas para que regresen esas temidas fechas. Dios, como las odio. Se acabo salir, porque yo soy así, veo los exámenes de lejos y me autocastigo. Es que si salgo, pienso que estoy perdiendo tiempo imprescindible. Sí, creo que me agobio demasiado, pero es que odio ver luego asignaturas para septiembre, y que me jodan todo el verano. Este año me he propuesto aprobar todas y no dejar nada para verano. Veremos si mis profesores también se han puesto ese propósito, o van a ser malas personas y van a ir a matar. Por el momento, mi cuarto ya empieza a parecer una biblioteca y en cada rincón, hay un montón de apuntes recién sacados de la impresora. Da miedo entrar en el dormitorio. Además, nadie puede tocar nada, porque me fastidia el invento, y luego, no sé donde tengo nada. En mi desorden, está mi orden. Sobre todo, durante exámenes; y sobre todo, cuando tu impresora decide ponerse en pie de guerra, y sacarte todos los apuntes medio mal imprimidos, saltándose páginas, poniendo tinta de más, o sin nada de tinta. En fin, que esta mañana casi me muero en el intento de sacar los apuntes de teoría del arte. Por no hablar claro, de los fantásticos esquemas a ordenador (remarcando lo de "ordenador") que su señora nos ha mandado. No tenía bastante con todas las prácticas porculeras que nos ha mandado, que encima, "por nuestros bien" nos hace estar aperreados todas las vacaciones, haciéndole todos los esquemas de todo lo dado en el cuatrimestre. Para matarla o para morirnos nosotros del susto.

Foto de: loreadasein

Pero ahí no queda todo, no. Aún me mira la carpeta de italiano diciéndome que tengo los ejercicios sin hacer, y que el lunes tengo que entregarlos. Bendito italiano. Para lo poco que aprendo... bueno, para eso he tomado la tangente, y me he comprado libros de lectura en italiano, a ver si por mi cuenta, puedo avanzar más; porque con los juegos de parbulitos de la escuela, sinceramente, así no hay quien avance.
Y para terminar, los santos trabajos de historia. Uno, está hecho, pero tengo que estudiármelo, benditas colonizaciones de la época contemporánea, con lo amenas que sois... pero, ahí está, amenazante, el trabajo de la revolución industrial, que cae en examen. Si me queréis, dadme las horas que os sobren, a ver si así consigo terminar todo antes del día 26 de enero.

Así que, esto es todo lo que vengo haciendo a lo largo de las vacaciones, y lo que tendré que hacer tras ellas. Cuando esté más tranquila, os contaré un poco los regalos de Reyes y esas cosas más interesantes, que todo esto que os acabo de poner. Pero es que, si no me desahogo aquí, exploto. Ahora, me voy a leer un ratito, que estoy a punto de terminar un libro, y quiero dejarlo terminado antes de todos los exámenes.

Buenas noches.
Mylastfalliscat.

2 comentarios:

  1. Muchas felicidades para este año, dale vida a tus sueños y que la crisis económica pase de largo.

    ¡¡Feliz año 2011!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Feliz año!!!!! (tb por aqui jejeje)
    Ya me llegó tu carta :)
    y sobre la rutina, yo no quería q volviera, xq además está llena de cosas extrañas (ya te mandaré un mail) y la verdad q el año ha empezado de un modo algo caótico :S
    ánimo cn el estudio, aver si yo tb me pongo las pilas...

    un besote amore!

    ResponderEliminar